Estructura y funcionamiento de los ecosistemas.

Se puede definir a un ecosistema como el conjunto formado por un biótopo (el medio) y una biocenosis (los organismos) y las relaciones que se establecen entre ellos. Es un sistema complejo en el que interactúan los seres vivos entre sí y con el conjunto de factores no vivos que forman el ambiente: temperatura, sustancias químicas presentes, clima, características geológicas, etc.

 

Biocenosis

La biocenosis o comunidad de un ecosistema es el conjunto de todos los organismos vivos que viven en el biotopo, entre los que se establecen determinadas relaciones.

Se destacan los siguientes conceptos relacionados con la biocenosis:

  • Población:Los organismos vivos que pertenecen a una misma especie se denomina población. Como en un ecosistema existe normalmente un determinado número de especies, tanto vegetales como animales, en el ecosistema existen diferentes poblaciones de organismos.
  • Hábitat:El lugar donde un organismo vive se llama hábitat. Es como saber la dirección del organismo (en el suelo, debajo de una piedra, en el fondo de un río, en una cueva, etc.)
  • Nicho ecológico:
    Se denomina así a la función que desempeña un organismo en el ecosistema. Es como saber la profesión del organismo (es un depredador, un comedor de semillas, un descomponedor de materia muerta, etc.)

 

Biotopo

El biotopo comprende el medio físico y natural de un ecosistema y sus propiedades físico-químicas.

Estas propiedades dependen de los factores ambientales, que son el conjunto de condiciones físicas y químicas que influyen en la vida de los seres vivos del ecosistema.

Los principales factores ambientales son:

  • La luz: es necesaria para los organismos fotosintéticos.
  • El agua: es indispensable para el desarrollo de todos los organismos.
  • La temperatura: condiciona el grado de calor o frío del entorno.
  • La salinidad del agua: es la cantidad de sales disueltas en el agua.
  • El pH: determina el grado de acidez o basicidad del medio.

 

Funcionamiento del Ecosistema

El funcionamiento de todos los ecosistemas es parecido. Todos necesitan una fuente de energía que, fluyendo a través de los distintos componentes del ecosistema, mantiene la vida y moviliza el agua, los minerales y otros componentes físicos del ecosistema. La fuente primera y principal de energía es el sol.

En todos los ecosistemas existe, además, un movimiento continuo de los materiales. Los diferentes elementos químicos pasan del suelo, el agua o el aire a los organismos y de unos seres vivos a otros, hasta que vuelven, cerrándose el ciclo, al suelo o al agua o al aire.

En el ecosistema la materia se recicla -en un ciclo cerrado- y la energía pasa – fluye- generando organización en el sistema.

 

Se trata de sistemas abiertos, dinámicos y complejos:

  • Abiertos: los ecosistemas se transforman debido a factores externos y nuevos,
  • Dinámicos: los ecosistemas evolucionan sin la influencia de factores externos,
  • Complejos: en los ecosistemas actúan de diversas formas todos los mecanismos y estrategias de la ecología.
About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s